ABOUT THE SPEAKER
Justin Lowell
Chicago, IL, USA

Traditions that people keep

Las imágenes que se ven aquí son de árboles naturales que tienen atravesada una cerca de alambre de púas hecha por el hombre.


¿Cómo se siente al ver la fotografía de estos árboles?
Se siente incómodo o hasta dolorido.

Esto comenzó a ocurrir hace años, como resultado de que alguien instaló una cerca de alambre al lado de estos árboles. Sin embargo, con el tiempo el árbol siguió creciendo al lado de la valla y lentamente la cerca de alambre se convirtió en parte de él. Al principio, esto podría haberse evitado, pero ahora es casi imposible quitar la cerca sin dañar el árbol.

Esta situación parece mostrar cuánto crecemos aferrándonos a muchas de nuestras tradiciones a lo largo del tiempo.
Dondequiera que nacemos en este mundo, todo lo que nos rodea y las tradiciones que seguimos se arraigan en nosotros a medida que crecemos.

Cuando se le pregunta a la gente: “¿Por qué hacemos esto?”, ellos responden: “No sé, así es como siempre lo he hecho”.

De esta manera, las tradiciones que la gente ha conservado desde la infancia, permanecen en ellos hasta adultos.

¿Pero qué pasa con algo tan sensible e importante como la fe de una persona en la que definen su identidad espiritual?

¿Debemos dejar que la fe de la generación anterior determine nuestra formación, salud y destino espiritual, sin considerar el origen?


Hay una famosa historia corta llamada “La lotería”, de la escritora estadounidense Shirley Jackson. Se trata de la tradición.

Cuando comienza la historia, se siente como cualquier otro día en un pueblo pequeño y agradable, donde el clima es bueno y los niños están fuera de la escuela.

Los aldeanos se preparan para su lotería anual que solo durará unas dos horas. Sin embargo, existe una tensión subyacente que se puede sentir entre la gente del pueblo que está obviamente relacionada con esta tradición.

En la historia, los niños recogen piedras y las apilan mientras las familias se reúnen.

En el centro del evento hay una vieja caja desgastada que contiene pequeños rollos de papel con todos los nombres de los aldeanos, y los nombres se extraen uno por uno. A medida que se extraen más y más nombres, la gente se tensiona cada vez más hasta que se extrae un nombre que lleva una marca negra.

Se extrae el nombre de una de las mujeres: “Tessie”.

Cuando se anuncia como ganador el nombre Tessie, todos los aldeanos proceden a recoger las piedras que se habían apilado anteriormente y apedrean a Tessie hasta la muerte.

Así es como termina la historia.

Elegí contarles esta historia porque creo que nos puede ayudar a cuestionar acerca del origen de las tradiciones que mantenemos, concretamente, en el cristianismo actual.

Escogí las imágenes de los árboles para tal vez ayudarnos a comprender las cosas a las que nos hemos aferrado durante mucho tiempo ignorando de dónde proceden y por qué nos aferramos a ellas.

Tanto los árboles como los aldeanos han vivido mucho tiempo en situaciones dolorosas. Simplemente las aceptan y continúan viviendo con ellas en silencio.

¿Es natural que un árbol eche ramas de alambre?
Pero ahora el árbol vive con una cerca en él.

¿Hay alguna razón por la que un pueblo deba apedrear a una persona inocente porque su nombre se extrae de una caja?
Sin embargo, estas personas viven aferrándose a esta tradición sin saber su origen.

Tradiciones en el cristianismo

En la actualidad, el cristianismo ha crecido a más de dos mil millones en el mundo.
Todos los cristianos creen que Jesús viene de nuevo para dar salvación a los que tienen fe.


World Religions Map

Sin embargo, cuando Jesús habló sobre el tiempo de su segunda venida, dijo que no hallaría fe.

En el Evangelio de Lucas 18:8, Jesús dice:

“Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?”
Lucas 18:8

Aquí Cristo dice que cuando venga buscando fe, no la hallará. Entonces, si Cristo no puede encontrar una fe digna de la salvación, ¿quién puede ser salvo?

Ningún cristiano de hoy diría que no tiene fe, pero la norma debe ser los pensamientos de Jesús, no nuestros pensamientos.

¿No vino Jesús la primera vez también buscando a los que tienen la verdadera fe? Entonces ¿qué dijo a los que afirmaban hace dos mil años tener la mayor fe?

En el Evangelio de Marcos 7:6-8, Jesús les respondió:

“Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes.”
Marcos 7:6-8

Los líderes religiosos y los escribas se aferraban a reglas y a la tradición de los hombres, las cuales se convirtieron en un gran obstáculo para su fe y les hicieron olvidar los mandamientos de Dios.

Ellos habían creído en esas tradiciones desde que eran niños y tenían tanta confianza en la forma en que habían crecido que trataron de apedrear a Jesús y terminaron crucificando al Salvador a quien habían estado esperando.

Entonces, cuando Jesús venga por segunda vez, ¿qué tipo de fe estará buscando Jesús?
¿Será una fe que se aferra a la tradición de los hombres?
Él no se impresiona con la tradición de los hombres.

Es por eso que Jesús dijo a los que creían en Él:

“Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”
Jn. 8:32


Les pregunto: ¿Cómo sabemos que Jesús, en quien la gente cree ahora, es el mismo Jesús que vino hace dos mil años?

Jesús dijo que debemos permanecer en sus enseñanzas, y que sus enseñanzas son la verdad que nos hará libres.

Entonces, veamos las enseñanzas básicas y los ejemplos de Cristo.

En el Evangelio de Lucas 4:16 dice que Jesús guardó el Día de Reposo como era su costumbre. Los seguidores de Cristo guardaron esta costumbre continuamente como la verdad que los hacía libres.

El Día de Reposo bíblico es el sábado. Todos ellos iban a la iglesia el sábado.

Asimismo, en el Evangelio de Mateo 26:17-19, 26-28, Jesús celebró la Pascua del nuevo pacto que estableció para el perdón de pecados de todos los que la guardaran en el tiempo señalado cada año.

En las epístolas del apóstol Pablo, también encontramos a los seguidores de Cristo permaneciendo en esta enseñanza como la verdad que los hacía libres.

Además, Jesús les dijo cómo adorar a Dios adecuadamente haciendo que los hombres no se cubrieran la cabeza con nada, y las mujeres usaran un velo durante el culto sin excepción.

… como Pablo dijo: “Sigan mi ejemplo porque yo sigo el ejemplo de Cristo”, y que: “Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado”.
1 Co. 11:1~5

Él transmitió esta enseñanza de Jesucristo sobre cubrirse la cabeza.

Sin embargo, ahora han pasado dos mil años, y no podemos encontrar ninguna iglesia que celebre la Pascua, guarde el Día de Reposo y que las mujeres lleven un velo al rendir culto, todos los cuales son mandamientos de Dios.


Si miramos a nuestro alrededor, el cristianismo y sus doctrinas han crecido en torno a enseñanzas y tradiciones que están muy lejos de las enseñanzas de la Biblia. Desafortunadamente, este cambio comenzó a producirse desde mediados del siglo II hasta mediados del siglo IV.

Cuando el papado ejerció su autoridad sobre las iglesias, reformó el cristianismo para seguir las tradiciones del dios Sol de Roma en el nombre de Jesús.

Si analizamos la historia, el culto dominical se establece en realidad por una ley romana declarada en 321 d. C. para venerar al Sol. Los cristianos de Roma se vieron obligados a guardarlo por miedo a la muerte, hasta que se convirtió en su tradición.

Además, el 25 de diciembre, que se origina del nacimiento de Mitra, el dios Sol persa, fue absorbido por el cristianismo desde 354 d. C., más de 300 años después de la ascensión de Jesús.

Desde entonces, todos los cristianos han estado observando estas tradiciones, que han crecido en ellos a lo largo del tiempo sin saber que su fe se ha basado en dichas tradiciones y prácticas del hombre, según Jesús, “adorando a Dios en vano”.

Como el árbol que crece con una cerca en él, o el pueblo que se aferra a una lotería sin sentido.

Entonces, si el mundo entero está adorando a Dios en vano observando tradiciones creadas por el hombre, ¿a quién dará Dios la salvación?

Por eso es muy importante entender que Cristo en su segunda venida ya ha venido de acuerdo con todas las profecías de la Biblia.


Y Él ha restaurado todas las enseñanzas de Dios en nuestra época.

En el libro de Miqueas 4:1-2, está escrito que en los postreros tiempos todas las naciones vendrán a Sion para ser enseñados por Dios y andar en sus caminos. Dice “venid” y “nos enseñará en sus caminos”. Nadie debe perder esta oportunidad de aprender de Dios.

Entonces, entre todas las iglesias del mundo, ¿cuál ha sido enseñada por Cristo en su segunda venida y guarda todos los mandamientos de Dios, como el Día de Reposo, la Pascua del nuevo pacto y la regla del velo?

Solo la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial enseña y guarda la verdad de Cristo que nos hace libres.

Quiero animar a venir a todos los que deseen.

Por favor, venga a estudiar la Biblia con la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, para poder dejar de lado la tradición de los hombres y recibir la salvación de nuestras almas teniendo la verdadera fe que permanece en los mandamientos de Dios.