Carlos Gutiérrez

La veracidad de la existenciade Dios Madre desde el puntode vista histórico y psicológico

Las formas de equilibrio espiritual, psicológico y físico,
permitieron el desarrollo de las sociedades a partir de la madre, en esencia.

Seminario Bíblico Internacional (Sudamérica)- Sala de Conferencia Internacional del Edificio WMC de la Gran Asamblea

Carlos Gutiérrez

Perú

Profesor de la Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión del Perú

Muchas culturas en el mundo siempre le han atribuido a la madre todos esos principios que dan origen al ser o a la naturaleza. De acuerdo con los estudios históricos y sociales se buscaba una estabilidad espiritual. Nacemos con un sentimiento básico de buscar a una madre. Pero también nacemos con una necesidad de alimento físico y alimento espiritual que lo proporciona la madre.

Las culturas de la antigüedad tienen creencias en la “madre”

Sabemos que la historia es una ciencia. Una ciencia es un conjunto de conocimientos que se encuentran ordenados, jerarquizados, sistematizados y que son capaces de ser demostrables. Pero aún así la historia, hasta el día de hoy, ha tratado de averiguar porqué muchas culturas de la antigüedad tienen una creencia muy férrea acerca de la madre.

Es por eso que muchas culturas del pasado asociaron a la madre con el principio de la vida, el principio de la creación, la que daba origen a los seres vivos, formando parte de lo que denominamos la fertilidad y también como fuente de vida. Es por eso que muchas culturas en el mundo, fueran caldeo-asirios, egipcios, hindúes, chinos, griegos o romanos, siempre le han atribuido a la madre todos esos principios que dan origen al ser o a las especies o a la naturaleza.

Por ejemplo en la cultura inca en Sudamérica, sabemos que realmente los incas adoraban a la Mamapacha. Así le llamaban ellos, Mamapacha o Pachamama que era la madre tierra, como que era el principio del origen de todo lo existente. Entonces, ¿cuál es la razón de la madre? ¿Qué se buscaba a través de la madre?

¿Por qué la humanidad tiene necesidad de la Madre?

De acuerdo con los estudios históricos y sociales se buscaba una estabilidad espiritual. Es decir, esta estabilidad espiritual traía como resultado una estabilidad psicológica, esa estabilidad psicológica promovía una estabilidad física y en consecuencia, teniendo una estabilidad o equilibrio espiritual psicológico y físico, se encontraba un desarrollo social. Y ese desarrollo social permitía a su vez un desarrollo político y en consecuencia, un desarrollo económico.

Estas formas de equilibrio espiritual, psicológico y físico, permitieron el desarrollo de las sociedades a partir de la madre, en esencia. La psicología afirma que la madre es la necesidad innata en los seres humanos.

Es por eso que nosotros nacemos con un sentimiento básico de buscar a una madre. Nacemos con la necesidad de amor y protección, los cuales encontramos físicamente en nuestra madre. Pero también nacemos con una necesidad de alimento físico y alimento espiritual que lo proporciona la madre.

Ahora, en el pasado muchas culturas, conociendo estas necesidades que acabamos de mencionar, acogieron en figuras de mujeres esta condición de madre y las convirtieron en deidades, es decir, en dioses.

María de la Iglesia Católica no es Dios Madre

Entonces, obviamente hubo una iglesia que canalizó todas estas cosas: es la Iglesia Católica. Y le otorgaron a la virgen María algo que realmente no le corresponde. De tal manera que esa virgen María, si lo vemos desde el punto de vista bíblico, cumplió un designio de Dios; pero la Iglesia Católica la ha ensalzado y la ha colocado en un pedestal que no le pertenece.

Y como en los seres humanos existió y existe la necesidad de amor, estabilidad emocional, paz, alimento espiritual, amabilidad, le han conferido todo eso a la virgen María. En consecuencia, la consideran un ser superior en la tierra y aun en el cielo mismo por encima de Dios.

Pero María es solo la creación de Dios; la creación no puede ser superior al Creador. Por eso muchos hombres de ciencia rechazan que María pueda ser la Madre. Hay que reconocer que cumplió un designio de acuerdo con las profecías cristianas, cumpliendo un trabajo que Dios le encomendó.

Sabemos que nada es casual. La casualidad no existe. Si la casualidad no existe, ¿cuál es esa causa que ha llevado a algunos seres humanos a convertir a María en una deidad, en un dios? Por eso nos planteamos esta pregunta. ¿Qué de cierto hay acerca de la existencia de una Madre espiritual?

Dios Madre desde el punto de vista científico

Vamos a verlo desde el punto de vista de la lógica de la ciencia. ¿Qué dice la lógica de la ciencia al respecto? Muchos científicos dicen que si hay un padre, lógicamente existe una madre, porque nadie puede ser llamado padre si no tiene hijos; y para tener hijos lógicamente tiene que existir una madre; por eso algunos científicos que manejan el tema de la lógica de manera muy rápida, dicen: “Si hay un padre, de hecho que hay una madre”.

Si observamos la naturaleza como algunos científicos muestran, vemos que todos los seres vivientes tienen una madre: nosotros los humanos, los animales, los peces, las aves, aun las plantas dan vida a través de sus madres, y aun los más incrédulos hablan de gameto sexual masculino y gameto sexual femenino.

Tanto física, fisiológica y psicológicamente, los varones y las mujeres somos muy distintos, no somos iguales. Si hablamos de la neurociencia, esta demuestra fehacientemente que en el caso del varón y de la mujer hay una diferencia muy grande.

Si vemos a nivel del cerebro, en el caso de la mujer los dos hemisferios cerebrales están mucho más cerca, y en el caso de los varones un poco más separados. Entonces obviamente los niveles de interconexión a nivel del cuerpo calloso, hacen que en la mujer sea más fluido. Después de leer un libro, la mujer no es tan buena como el hombre pronunciando un resumen, pero es mejor que él haciendo una descripción detallada. En consecuencia, la mujer está más predispuesta para aprender prontamente.

Esto no ha sido de casualidad. Esto forma parte de un plan; incluso algunos científicos señalan que en esta época, frente a una situación de adversidad, si la especie humana corre el riesgo de extinción, la que tiene más capacidad de sobrevivir es la mujer.

Dios Madre desde el punto de vista bíblico

En Génesis 1:26-27, se habla del término “Hagamos”:

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza;”
Génesis 1:26

Nuestro Dios siempre habló en plural y no en singular como “Yo”. Todo va quedando claro. En Apocalipsis 22:17 son dos los que dan el agua de la vida: el Espíritu, que todos conocemos que es Dios, y la Esposa.

“Y el Espíritu y la Esposa dicen: […] el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.”
Apocalipsis 22:17

Si vemos la palabra “y”, quiere decir que son dos, no uno, entonces nuestro Padre solo no puede dar el agua de la vida, sino que necesita de su esposa.

Nuestro Padre y nuestra Madre mencionados en la Biblia

Jesús dijo que en el día postrero resucitaría o daría la vida eterna. Si Él lo hubiese querido, lo hubiese hecho; pero Él esperó hasta el último para darnos el agua de la vida. Es porque Dios Madre, quien nos permite el agua de la vida con Él, aparece en el último día. Apocalipsis 21:9-11 también menciona a la Esposa del Cordero.

“[…] yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. […] y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, […]”
Apocalipsis 21:9-10

Gálatas 4:26 nos dice que la Jerusalén de arriba, es decir del cielo, es “Madre de todos nosotros”.

“Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre” —> Dios Madre
Gálatas 4:26

Cuando revisamos la Biblia, sabemos que cuando Jesús vino a esta tierra hace dos mil años, nos enseñó a llamar “Padre” a Dios, lo cual está en el libro de Mateo. Pero en Gálatas también menciona que tenemos una Madre.

“Padre nuestro que estás en los cielos, […]” —> Dios Padre
Mateo 6:9
“Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre” —> Dios Madre
Gálatas 4:26

Así, la Biblia testifica la existencia no solo de Dios Padre sino también de Dios Madre; entonces la creencia de una Madre no es una casualidad. Existe una Madre celestial, esa Madre está en nuestro corazón, está en el fondo de nuestros pensamientos, está en todo nuestro ser a quien lo conmueve, y también está en nuestra alma que la reconoce.

Nuestra Madre forma parte del plan de administración de Dios, es decir, es Dios hecho carne, y de acuerdo con las profecías de la Biblia, nos da el agua de la vida en esta última época.

¡Madre celestial, muchas gracias!

Todos los temas

La fuente de la vida en el universo es nuestra Madre celestialAugust Hugo Kruesi

El amor de la Madre da equilibrioPaul Richard Wilcox

Madre, la llave maestra para la administración de la salvaciónJorge Maza Quevedo

La herencia mitocondrialElías Javier Caicedo Alegría

La veracidad de la existencia de Dios Madre desde el punto de vista histórico y psicológicoCarlos Gutiérrez