Jorge Maza Quevedo

Madre, la llave maestra parala administración de la salvación

El objetivo, el problema, es que no tenemos vida y tenemos que procurar
la salvación de nuestras almas. Ahora hemos encontrado la solución.
¿Cuál es la llave maestra para nuestra salvación?

Seminario Bíblico Internacional (Sudamérica)- Sala de Conferencia Internacional del Edificio WMC de la Gran Asamblea

Jorge Maza Quevedo

Perú

Licenciado en Administración
Exjefe de cadetes de la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea del Perú

Toda empresa debe tener en cuenta que en todo problema hay factores conocidos y factores desconocidos, para que pueda lograr éxito en la administración. De la misma manera, para lograr éxito en la administración de la salvación de nuestras almas, debemos comprender no solo factores conocidos sino también los misterios ocultos desde la fundación del mundo. La Biblia nos enseña que ese misterio es la Madre celestial, y nos muestra un camino brillante de que “cuando recibimos a la Madre celestial, podemos ser salvos”.

Los principios del éxito de la administración

La administración es el conjunto de conocimientos ordenados y sistémicos, orientados a verdades destinadas a lograr el éxito. Por lo tanto, para lograr el éxito todo administrador de empresas establece el objetivo más eficaz y eficiente, y orienta todos sus esfuerzos para cumplir su objetivo. Este objetivo de la administración varía de acuerdo a la razón por la cual fue constituida la empresa, y puede establecer los principios del éxito según su objetivo.

Una empresa, para poder lograr el éxito, tiene que darse cuenta y ser consciente de que tiene un problema y ese problema es solucionable. En todo problema tienen que haber tres situaciones: Primero tiene que haber un objetivo. El segundo aspecto es que debe tener en cuenta que hay un obstáculo. Y el tercer aspecto: debe tener la voluntad para solucionar los problemas anteriores.

Ahora conociendo estos principios, como una empresa ya es consciente de que está en un problema, para la solución de un problema debe tener en cuenta que hay dos factores en todo problema, hay factores que son conocidos o factores comunes que normalmente está en nuestro entorno y hay factores que son desconocidos, que están ocultos.

El éxito y el fracaso de la administración

El error común en administración, es tomar decisiones solamente considerando los factores o errores que son conocidos o están a simple vista, por eso en administración para tomar una buena decisión y dar solución correcta a un problema tiene que considerar y conocer y orientar todos sus esfuerzos a conocer los factores o errores que están ocultos en la administración.

Esto quiere decir que la empresa tiene que orientar todos sus esfuerzos para conocer cuáles son los gustos del cliente, su destino final. Si una empresa no orienta correctamente sus esfuerzos y otorga un producto sin conocer los gustos de su cliente, su resultado es la insatisfacción del cliente.

Si el cliente está muy satisfecho al recibir el producto final al que la empresa orientaba los esfuerzos, eso en administración es éxito. La persona que dirige esta obra es un gran administrador.

La administración de la fe para la salvación

Asimismo en la vida de la fe, la Biblia nos muestra que hay un gran administrador para la salvación de nuestras almas.

de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios,
Colosenses 1:25

Dios, Él personalmente está administrando la salvación de nuestras almas, para lo cual tiene instrumentos que son sus ministros, quienes también ministran la salvación a través de la administración del nuevo pacto o la ley de Cristo, entendiendo que es Dios quien administra nuestra salvación. Tenemos que considerar también que estamos ―la humanidad entera― en un problema, ese problema es que la humanidad tiene que considerar los factores que son conocidos y tiene que considerar también factores desconocidos.

Primero, los ministros tienen que reconocer cuál es el obstáculo; el obstáculo es que no conocen a Dios. Tiene que conocer también cuál es el objetivo, el objetivo es la salvación de nuestras almas y obviamente debe tener la voluntad para solucionar el problema espiritual en que se encuentra, esa voluntad vendría a ser el arrepentimiento que uno debe tener para buscar la salvación y conocer a Dios. Por eso, conociendo estos principios y siendo conscientes de que la humanidad está en un problema, podemos solucionar el problema.

Al conocer los misterios de la Biblia, tendremos éxito en la administración de nuestra salvación

Si nosotros, ministros de Dios, somos conscientes de que hay un problema para la salvación de nuestras almas y que este problema es solucionable, por último debemos encontrar los misterios ocultos. Si no conocemos esos misterios ocultos, definitivamente habrá un fracaso en la administración para nuestra salvación.

Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; […] Declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo.
Mateo 13:34-35

El único libro de la Biblia que habla acerca de la fundación del mundo es el libro de Génesis. Por lo tanto, en el libro de Génesis podemos encontrar esos misterios ocultos que necesariamente tenemos que esforzarnos por conocer para tener conciencia del real problema y poder dar solución a la salvación de nuestras almas.

Los misterios ocultos de la salvación de nuestras almas en Génesis

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; […]
Génesis 1:26

El común de los cristianos de las iglesias cristianas, indican a Dios como único y soberano Dios que está en el reino de los cielos. Ellos no han considerado los aspectos desconocidos, solamente afirman y dan respuesta a esa gran pregunta solamente conociendo lo que ellos tienen como conocimiento y está a la vista. Pero la Biblia muestra que hay algo oculto, un misterio. La palabra “Hagamos” en Génesis capítulo 1 versículo 26 es el núcleo de ese misterio.

[…] Hagamos al hombre […]
Génesis 1:26

En el versículo siguiente, está escrito: “Y creó Dios al hombre a su imagen, conforme a su semejanza”.

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Génesis 1:27

Dios creó al hombre a su imagen, y fueron creados el hombre y la mujer. ¿Acaso esto no quiere decir que Dios existe tanto en imagen masculina como en imagen femenina? Entonces acá hay un misterio oculto que los teólogos no han podido hasta ahora descifrar.

La humanidad entera solamente conoce a la imagen masculina de Dios, y la llaman Dios Padre, ¿pero cómo llamaremos entonces a la imagen femenina de Dios representada por la mujer creada? “Dios Madre”.

Conociendo la existencia de Dios Madre, ya tenemos conocimiento cien por ciento del problema y ya vamos a tomar una decisión no al cincuenta por ciento considerando los factores conocidos que es el Padre celestial, sino también ya vamos a considerar ese otro cincuenta por ciento que estaba oculto desde los siglos y edades, que es la existencia de Dios Madre. Conociendo cien por ciento la realidad del problema, ya podemos dar solución al problema.

Dios Madre de quien la Biblia da testimonio

En la Biblia más de 2500 veces está escrito en el original en hebreo la palabra “Elohim”. “Elohim” es la palabra plural de “El” o ”Eloah”, que quiere decir Dios. Por lo tanto, sin falta tiene que existir más de un Dios, y como ya hemos visto hasta ahora Dios Elohim representa a Dios Padre y a Dios Madre.

Elohim = Dios + Dios

Veamos un poco más unos versículos bíblicos que pueden sustentar este hecho. Ya que la Esposa del Cordero en Apocalipsis 19:7 ha sido hasta ahora un misterio, el común de las iglesias llama a la Esposa del Cordero como la iglesia, ¿pero será cierto esto?

Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
Apocalipsis 19:7

Aquí podemos ver claramente que hay tres componentes: el primer grupo son los que se alegran y los que se gozan, el segundo grupo es el Cordero, y el tercer grupo es la esposa del Cordero. Dado que los que se gozan y los que se alegran vienen a ser los santos (iglesias), la esposa del Cordero es otra. Entonces, ¿quién es la esposa del Cordero?

[…] yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. […] y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,
Apocalipsis 21:9-10

Apocalipsis capítulo 21 versículo del 9 al 10, indica que la esposa del Cordero es representada como una ciudad santa llamada Jerusalén. El apóstol Pablo, ya que él subió hasta el tercer cielo, él sin ningún temor y con mucha valentía testificó en la Biblia que la esposa del Cordero, la Jerusalén que está arriba y es celestial, Ella es nuestra Madre.

Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.
Gálatas 4:26

En la última época, Dios Madre ha venido a esta tierra para dar el agua de la vida junto con Dios Padre (Espíritu) quien es el Cordero.

Y el Espíritu y la Esposa dicen: […] tome del agua de la vida gratuitamente.
Apocalipsis 22:17

Cualquiera que quiera obtener la salvación de las almas debe encontrar a Dios Padre y Dios Madre quienes son los administradores de nuestras almas.

Madre, la llave maestra de la administración de la salvación

Ya hemos encontrado la solución, la llave maestra para nuestra salvación. ¿Cuál es? La Madre celestial. Entendiendo a la Madre celestial, conociéndola a Ella, ya podemos resolver todos los misterios escritos desde el Génesis hasta el Apocalipsis.

Por lo tanto, ya todos los misterios han sido revelados y ya podemos tener conocimiento pleno de cuál es la real situación del problema espiritual en que la humanidad se encuentra, y también podemos encontrar cuál es la llave para dar solución a ese problema espiritual. Ahora, solo nos falta encontrarnos con la Madre celestial, quien es la solución o la llave que permitirá solucionar ese gran problema en que la humanidad espiritualmente se encuentra.

Proseguiremos en conocer a Dios

Al igual que una empresa tiene que orientar todos sus esfuerzos para alinear su organización en la satisfacción del cliente final, tiene que orientar todos sus esfuerzos para conocer qué piensa, qué siente ese cliente, cuáles son sus gustos, igualmente para la salvación de nuestras almas tenemos que orientar todos nuestros esfuerzos para saber y conocer a Dios.

El libro de Oseas indica que si no conocemos a Dios, eso tendrá un destino: la destrucción; por eso tenemos que proceder en conocer a Dios, a Dios pero oculto por los siglos y edades que no es nuestro Padre sino nuestra Madre celestial, por eso para que la administración de nuestra salvación logre el éxito deseado que es salvar nuestras almas, sin falta tenemos que encontrarnos con la Madre celestial.

Por lo tanto, todas las personas tienen que ir a la iglesia donde se encuentra la Madre celestial para poder salvar sus almas. ¿Qué iglesia conoce y cree en la Madre celestial? Únicamente la Iglesia de Dios.

Por eso, vengan todos a la Iglesia de Dios, y procedan en conocer no solamente al Padre, sino también a la Madre celestial que es el misterio oculto por los siglos y edades. Y recibamos la salvación de nuestras almas.

Muchas gracias.

Todos los temas

La fuente de la vida en el universo es nuestra Madre celestialAugust Hugo Kruesi

El amor de la Madre da equilibrioPaul Richard Wilcox

Madre, la llave maestra para la administración de la salvaciónJorge Maza Quevedo

La herencia mitocondrialElías Javier Caicedo Alegría

La veracidad de la existencia de Dios Madre desde el punto de vista histórico y psicológicoCarlos Gutiérrez